EnglishFrenchGermanPortugueseSpanish

Santo Niño de Atocha

 35,00

Santo Niño de Atocha Es una representación católica del Niño Jesús y es muy popular en las culturas prehispánicas de España, México

2 disponibles

Paga en total seguridad con tú método de pago favorito

Pago seguro gestionado por Stripe.
Paga con cualquier tarjeta de crédito/débito.

Envío rápido a Europa y Estados Unidos con Correo Certificado

2 disponibles

Santo Niño de Atocha .  Peso: 375 gr medidas: 16*8*6cm   material: yeso

Es una representación católica del Niño Jesús y es muy popular en las culturas prehispánicas de España, México, Filipinas y el suroeste de Estados Unidos, especialmente de Nuevo México.

El 8 de octubre de 1566 se descubrieron las minas de San Demetrio. Para 1621 se le denomina al sitio Plateros. Desde el siglo XVII se venera un bello crucifijo de tamaño casi natural llamado el “Señor de los Plateros”. Su fama milagrosa se acrecenta con la resurrección de un muerto, lo que hace crecer la actual iglesia iniciada en 1789.

Para 1830 circulan por toda la República con gran profusión, folletitos o estampas llamadas “Novenas”, que contienen la imagen del “Niño Azul” diciendo que es el “Santo Niño de Atocha” que se venera en Plateros. La estampa representa a un niño de 8 a 10 años con sombrero ancho y remate de plumas. El infante está sentado en una silla con brazos, calza huaraches y lleva sobre los hombros una esclavina con la concha del peregrino y un cuello de encaje. En la mano izquierda lleva el báculo y el guaje del viajero y en la derecha una canastita. Cuando el peregrino viene a su santuario esta imagen no existe.

El pequeño que nunca está

Este niño no está, y en el altar mayor, al pie del Santo Cristo de los Plateros, se encuentra desde 1829 el “Santo Niño de Santa María de Atocha” que fue regalado, según tradición, por el marqués de San Miguel de Aguayo, propietario de las minas de Plateros.

Esta imagen es cierta réplica del de Santa María, venerada en Atocha, Madrid. Pero se trata de un niño recién nacido al que también se le ha dado atuendo de peregrino y se le coloca sentado, aunque en más modesta silla. La otra es una pintura, ésta es una escultura.

Para darle culto independiente se le hace sentar en una silla y se le viste como a un Niño mayor.

Razón de adorar al Niño Jesús

Los cristianos siempre han tenido una gran devoción al Niño Jesús porque “Él es Dios” y hombre verdadero. Toda la vida de Jesús es fuente de sabiduría y salvación que revela el amor infinito de Dios.

Para vencer al mundo y participar de la vida divina, Jesús enseña a depender de Él como niños.

Santo Niño de Atocha

Descripción

Santo Niño de Atocha .  Peso: 375 gr medidas: 16*8*6cm   material: yeso

Es una representación católica del Niño Jesús y es muy popular en las culturas prehispánicas de España, México, Filipinas y el suroeste de Estados Unidos, especialmente de Nuevo México.

El 8 de octubre de 1566 se descubrieron las minas de San Demetrio. Para 1621 se le denomina al sitio Plateros. Desde el siglo XVII se venera un bello crucifijo de tamaño casi natural llamado el “Señor de los Plateros”. Su fama milagrosa se acrecenta con la resurrección de un muerto, lo que hace crecer la actual iglesia iniciada en 1789.

Para 1830 circulan por toda la República con gran profusión, folletitos o estampas llamadas “Novenas”, que contienen la imagen del “Niño Azul” diciendo que es el “Santo Niño de Atocha” que se venera en Plateros. La estampa representa a un niño de 8 a 10 años con sombrero ancho y remate de plumas. El infante está sentado en una silla con brazos, calza huaraches y lleva sobre los hombros una esclavina con la concha del peregrino y un cuello de encaje. En la mano izquierda lleva el báculo y el guaje del viajero y en la derecha una canastita. Cuando el peregrino viene a su santuario esta imagen no existe.

El pequeño que nunca está

Este niño no está, y en el altar mayor, al pie del Santo Cristo de los Plateros, se encuentra desde 1829 el “Santo Niño de Santa María de Atocha” que fue regalado, según tradición, por el marqués de San Miguel de Aguayo, propietario de las minas de Plateros.

Esta imagen es cierta réplica del de Santa María, venerada en Atocha, Madrid. Pero se trata de un niño recién nacido al que también se le ha dado atuendo de peregrino y se le coloca sentado, aunque en más modesta silla. La otra es una pintura, ésta es una escultura.

Para darle culto independiente se le hace sentar en una silla y se le viste como a un Niño mayor.

Razón de adorar al Niño Jesús

Los cristianos siempre han tenido una gran devoción al Niño Jesús porque “Él es Dios” y hombre verdadero. Toda la vida de Jesús es fuente de sabiduría y salvación que revela el amor infinito de Dios.

Para vencer al mundo y participar de la vida divina, Jesús enseña a depender de Él como niños.

Santo Niño de Atocha

Información adicional

Peso 0,42 kg
Dimensiones 18 × 10 × 8 cm

Paga en total seguridad con tú método de pago favorito

Pago seguro gestionado por Stripe.
Paga con cualquier tarjeta de crédito/débito.

Envío rápido a Europa y Estados Unidos con Correo Certificado

(+34) 828 78 70 65

ATENCIÓN AL CLIENTE

¿No es lo que buscabas?
Consulta estos productos en la misma categoría.

ÁNGELES
WICCA

MINERALES
ESOTÉRICOS

PRODUCTOS
AFRICANOS

SANTA MUERTE Y
CALAVERAS

VUDU
AFRICANO

ARTÍCULOS
RELIGIOSOS

Santería Cubana y
Africana

JOYERÍA Y
AMULETOS

BUDISMO Y
FENG SHUI

Santo Niño de Atocha Es una representación católica del Niño Jesús y es muy popular en las culturas prehispánicas de España
You're viewing: Santo Niño de Atocha  35,00
Añadir al carrito
Mi carrito cerrar