Cartas tarot

La historia del Tarot nos permite deducir, que desde la antigüedad el hombre ha estado interesado en conocer lo que le depara el futuro.
La baraja de tarot
A las cuatro pintas de tarot, se les llama Arcanos Menores, y a las cartas especiales, Arcanos Mayores. Generalmente las personas que se ponen en las calles a sacar la suerte, usan los últimos.

Ahora bien, las cuatro pintas, son casi iguales al del naipe inglés o español: tienen un as, los números del 2 al 10, y luego una sota, una reina y un rey. La única diferencia, es que también tiene un “caballero”, que es un monito de un señor a caballo. Y se dividen en bastos, oros, espadas y copas.

Los Arcanos Mayores son 22 monitos, que incluyen uno sin número, que se llama “El Loco”, y otro sin nombre, que es el número 13 y es un esqueleto con una guadaña (¡que miedito! pero no teman, no significa nada malo.).

Según los expertos, todas las cartas funcionan como un gran sistema, donde se interrelacionan las cartas “normales” (o sea con pinta), con las otras cartas, que son las que en definitiva dan sentido a la baraja. Claro, porque sin esas cartas, sería básicamente un naipe español, y no tendría tanta gracia. Tarot del Reiki
El significado de las cartas
Aquí viene la parte interesante. Desde Court de Gébelin en adelante, comenzó la tarotología, o sea el estudio de estos naipes, en general desde un punto de vista adivinatorio, el que a su vez, tomaba sus significados de los estudios más místicos o espirituales de las cartas. ¿Cómo es eso? Lo que pasa es que con el tiempo, se terminó asociando el significado de la baraja, con la Cábala hebrea, que es una disciplina espiritual y mística muy antigua y profunda.

Explicaré brevemente lo que significan en general las cartas, según esta fuente y esta otra fuente,.

Las pintas: cada una se refiere a un aspecto del ser humano. Los oros, a lo concreto y material; las copas, a lo emocional y creativo; las espadas, a lo intelectual y la toma de decisiones; y los bastos a lo vital. Se combinan con los números, cada cual con su significado.

En forma muy, muy amplia, uno puede decir que mientras mayor el número, mayor la intensidad. (O sea, por ejemplo un 9 de copas habla de una mayor intensidad en lo emocional, que un 3 de copas). El caballero se relaciona con la manifestación material, la reina, con el aspecto vital, y el rey, con lo espiritual.

Finalmente, las sotas se refieren a la variación, a las posibilidades, y simbolizan la evolución de un aspecto a otro de lo humano, o sea, el cambio de una “pinta” a la otra. ¡Obviamente da para mucho más!

¡Ah! Y si una carta está dada vuelta, no significa algo malo por sí mismo. Más bien, se refiere al aspecto “negativo” del significado de la carta, ya sea por exceso o por defecto.

Por ejemplo, la “carta sin nombre” se relaciona con el cambio. Si sale al revés, aludiría a un miedo al cambio, o a un cambio excesivo.
Los arcanos mayores:
Cada uno tiene un significado por sí solo. Como son 22, lo que haré, será mencionarlos, y poner entre paréntesis el concepto básico que representa, ¿ya? ¿listos? Aquí vamos:

Sin número. El Loco (creación). 1. El Mago (inspiración, conciencia), 2. La Papisa o Sacerdotisa (el subconsciente), 3. La Emperatriz (primavera, vida, imaginación), 4. El Emperador (razón, control, orden), 5. El Papa o Sumo Sacerdote (aprendizaje, intuición, autoridad), 6. Los Enamorados (belleza, amor universal), 7. El Carro (avance, voluntad), 8. La Justicia (equilibrio, justicia), 9. El Ermitaño (sabiduría, introversión, prudencia), 10. La Rueda de la Fortuna (karma, equilibrio en movimiento), 11. La Fuerza (valentía, libertad, autodominio), 12. El Ahorcado (experiencia, caridad, actuar justo), 13. Arcano sin nombre (cambio, renacimiento), 14. La Templanza (templanza, espiritualización), 15. El Diablo (lo instintivo, visceral, las apariencias), 16. La Torre (el darse cuenta, el cambio de conciencia), 17. La Estrella (esperanza, renovación, tranquilidad), 18. La Luna (el cuerpo físico, las pasiones), 19. El Sol (conciencia, energía espiritual y vital), 20. El Juicio (despertar, adquirir juicio), 21. El Mundo (realización total)

Mostrando los 108 resultados